Ana səhifə

Seminario-taller construccion


Yüklə 231.5 Kb.
səhifə3/6
tarix26.06.2016
ölçüsü231.5 Kb.
1   2   3   4   5   6

2.2.1 Indicadores de producto. Reflejan los resultados concretos de las actividades desarrolladas a partir de insumos disponibles y de los procesos adelantados que contribuyen al cumplimiento de los propósitos establecidos en cada objetivo general y/o específico, así como en las funciones de cada empleado y de cada unidad administrativa.
Bibliotecas dotadas, kilómetros de pavimento instalado, niños inmunizados, sistemas de control establecidos y ciudadanos participando, podrían ser ejemplo de Indicadores de producto.
2.2.2 Indicadores de efecto. Son los resultados o logros que miden las contribuciones de los planes, programas y proyectos los cuales modifican las variables sectoriales, implicando que los usuarios, clientes o beneficiarios ya usan los productos, y esta utilización ha generado unos productos posteriores denominados efectos. Tasa de mortalidad infantil, morbilidad general, tasa de analfabetismo y tasa de escolaridad podrían ser ejemplos de indicadores de efectos, visto desde un punto de vista situacional.
2.2.3 Indicadores de impacto. Son los logros y contribuciones de planes, programas y proyectos al cumplimiento de la misión y objetivo superior de la instancia gubernamental en materia de desarrollo humano, calidad de vida y bienestar de la comunidad. El Indice de Desarrollo Humano podría ejemplarizar un indicador macro de impacto.
Es preciso recordar, como se anotó anteriormente, que muchos de los indicadores basales macro, construidos en la fase de planeación, son los mismos que se utilizan como indicadores de impacto al momento de la evaluación expost, los cuales se han dinamizado debido al plan, programa o proyecto. De igual forma, los indicadores basales sectoriales son los mismos indicadores de efecto, reflejando en la evaluación expost resultados sectoriales precisos.
En ambos casos, tanto a nivel de indicadores de efecto e impacto, el sistema de indicadores se nutre de los de contexto, proyectados por la evaluación exante. Pero una vez terminadas las actividades y cronogramas obviamente, hay mayor conocimiento y validación con relación a los indicadores basales, dinamizados, validados y enriquecidos por la vida del proyecto, programa o plan, así como por los análisis de la evaluación tanto de avances y metas intermedias, como de resultados finales; convertidos ahora, muchos de ellos, en indicadores de efecto (los sectoriales) y de impacto (los socioeconómicos macro), vistos y entendidos desde la perspectiva de los éxitos, o logros derivados de los planes, programas y proyectos.
El Subsistema de Evaluación, después de haber terminado los cronogramas del plan, programa o proyecto (evaluación expost), se nutre de los Indicadores de Resultado también denominados de Exito o de Logro, o Indicadores Externos, los cuales dan cuenta de los productos, efectos e impactos que generaron los planes, programas o proyectos evaluados y establecidos desde la evaluación exante al formular “situación meta”.
Retomando la teoría microeconómica, tanto desde un punto de vista del modelo insumo-producto, como desde las funciones de producción, en ella se explica que hay una relación entre el producto final y sus insumos; basados en dicha relación se podría decir que los resultados esperados de un funcionario, así como de un plan, programa o proyecto son función de los recursos que se utilicen, de los procesos que se gestionen y de las estrategias que se echen a rodar.

Q =  (I, Pr E)

Q = Productos

I = Insumos (Físicos, Financieros, Humanos)

Pr = Procesos

E = Estrategia

Lo anterior quiere decir, en materia de indicadores, que para directivos, administradores y veedores es bien importante distinguir que hay un conjunto de indicadores que da razón de los productos, los efectos y los impactos, es decir de los resultados, de los logros y de los éxitos; de igual forma, otro conjunto de indicadores relativos a los insumos, a los procesos y a las estrategias, que da cuenta de la gestión de dichos planes, programas y proyectos.

2.3 INDICADORES DE GESTION


Ahora bien, el subsistema de seguimiento está conformado por los Indicadores de Gestión, denominados también indicadores internos. Estos indicadores se subdividen en Indicadores de Insumo e Indicadores de Proceso, tal como se aprecia en la Figura 5.

FIGURA 5.

INDICADORES DE GESTION


INDICADORES DE:

GESTION O

INTERNOS









INDICADORES INDICADORES DE

DE PROCESO INSUMO, DE OFERTA

O DE RECURSO


- ACTIVIDADES COSTOS

- METAS INTERMEDIAS TIEMPOS

- RESULTADOS PARCIALES TALENTO HUMANO

RECURSOS FINANCIEROS

RECURSOS FISICOS










- VOLUMEN - ESTRUCTURA

ADMINISTRATIVOS OPERATIVOS - CANTIDAD - MANEJO

- SUFICIENCIA - DESEMPEÑO

Aunque se usan, una vez se eche a rodar el cronograma, se conciben en la etapa de planeación, cuando para cada situación planteada, se programan tareas, actividades y recursos físicos, financieros, así como talento humano. A continuación se profundiza en cada una de estas tipologías.


2.3.1 Indicadores de Insumo. También denominados Indicadores de Oferta o Indicadores de Recurso, dan cuenta de la utilización y desempeño de todos los elementos y actores que intervienen en el proceso, es decir, miden el nivel o cantidad de elementos requeridos para la obtención del producto, del servicio o resultado.
Los indicadores relativos al talento humano (características y desempeño), a los recursos financieros así como a los elementos físicos utilizados alimentan el subsistema de seguimiento. Tasa de rotación, nivel de inventario, horas asesor, horas retroexcavadora, presupuestos ejecutados, podrían ser ejemplos de indicadores de insumo.
2.3.2 Indicadores de Proceso. Estos indicadores dan cuenta de las actividades realizadas y las metas intermedias cumplidas, así como de los resultados intermedios y preliminares con diferentes etapas o momentos de ejecución del plan, programa o proyecto; midiendo el conjunto de actividades que se realizan para tratar de alcanzar el objetivo propuesto. Seminarios realizados, talleres promovidos, reuniones adelantadas, son algunos ejemplos de este tipo de indicadores que reflejan el quehacer o la cotidianidad de la operación.
En síntesis, el subsistema de seguimiento se nutre de indicadores de gestión, internos o de eficiencia, diferenciándose tanto los indicadores de insumos, de oferta o de recursos de los indicadores de procesos o actividades.
2.4 INDICADORES DE ESTRATEGIA
Realmente, estos indicadores, los cuales permiten analizar la propuesta o alternativa que se está impulsando para llevar a cabo el plan, programa o proyecto, no solamente pertenecen al conjunto de indicadores de gestión sino que también tienen que ver con la evaluación de productos, efectos e impactos; es decir: la forma, el método, el cómo, la técnica, la propuesta, la solución, la alternativa, son elementos que pertenecen, bajo el criterio de estrategia, a todo el sistema de planeación, seguimiento y evaluación. (Ver Figura 6.)
FIGURA 6.

INDICADORES DE ESTRATEGIA



INDICADORES

DE

ESTRATEGIA






- PERTINENCIA

- DESARROLLO HUMANO

- SOSTENIBILIDAD

Financiera

Administrativa

Comunitaria

Ecológica

- EQUIDAD

- PERTENENCIA

- APROPIACION

- PARTICIPACION


Es por ésto que aunque esquemáticamente se presenten como indicadores de gestión, éstos son el ejemplo fiel de mirar los indicadores en una forma dinámica y perteneciendo a un sistema interrelacionado entre sí. La estrategia se evalúa antes (viabilidad), durante (capacidad de respuesta, pertinencia), después (ajustes y prospectiva).


Tal como se verá más adelante (numeral 3.4) al evaluar la estrategia es necesario construir indicadores sobre al menos los siguientes conceptos:
- Grado de pertinencia

- Grado de sostenibilidad



  • Administrativa

  • Financiera

  • Comunitaria

  • Ecológica

- Grado de equidad

- Grado de desarrollo humano

- Grado de apropiación y participación

2.5 FORMULACION DE UN INDICADOR
Hasta ahora se ha mirado una tipología de indicadores que responde a las funciones de la planeación, el seguimiento o la evaluación; estos indicadores deben formularse de tal forma que quien los vaya a utilizar sepa exactamente qué esperar de la medición al aplicar el indicador correspondiente. Por eso al formular los indicadores éstos implícitamente deben decir lo que pueden medir.
Para tal efecto, y especialmente en los casos de los indicadores de seguimiento y evaluación tanto de gestión como de logro, los indicadores deben constituirse al menos por cuatro elementos específicos: (Ver figura 7).
- Nombre

- Definición

- Unidad operacional

- Estándares de calidad, atributos o cualidades

FIGURA 7

FORMULACION DEL INDICADOR



INDICADOR









NOMBRE DEFINICION UNIDAD ESTANDARES

OPERACIONAL DE CALIDAD

A continuación, es pertinente precisar cada uno de los cuatro términos anteriormente mencionados:


Nombre del Indicador. Expresión verbal, precisa y concreta con la cual se personifica y singulariza el indicador.
Ejemplo: tasa de deserción.
Definición. Las implicaciones que para el formulador, evaluador y el veedor tiene el indicador.
Ejemplo: se entiende por tasa de deserción la relación porcentual que existe entre los alumnos matriculados en un período de tiempo y el número de alumnos que abandonan en ese período la institución.
Unidad operacional. Es la forma de calcular o la expresión matemática del indicador.
Ejemplo:
# de alumnos que no finalizan el periodo

Tasa de deserción = x 100

# de alumnos inscritos


Estándares de calidad. Cualidades, atributos o calidades del indicador establecido.
No basta generar un nombre, una definición y una unidad operacional, la formulación del indicador debe declarar en forma precisa, clara y contundente qué cualidades, qué atributos o qué estándares de calidad deben regir los resultados, los procesos y las estrategias generadas en el proceso planificador. En el grado óptimo, los estándares de calidad deben ser establecidos por el cliente (interno o externo); es decir, por los receptores de la acción que se emprende.
De igual forma, las cualidades y atributos responden a ciertos patrones culturales que deben ser tenidos muy en cuenta por la instancia operadora al establecer sus propios patrones de calidad. Se trata de definir cuáles son las características intrínsecas del producto o servicio que se está ofreciendo a través del plan, programa o proyecto.
Ejemplo: personas capacitadas en autoconstrucción, implica que sean personas construyendo su propia casa después de haber recibido la capacitación. No interesa cuántos se atendieron, la calidad del curso está dada por las personas aplicando el conocimiento adquirido.

2.6 UTILIZACIÓN DE LOS INDICADORES


Un indicador construido y formulado de la forma como se expresó anteriormente puede utilizarse en todo el proceso de planeación-seguimiento-evaluación al menos en tres momentos o fases, arrojando tres situaciones las cuales permiten ser comparadas, pudiendo así tomar decisiones durante el trayecto y evaluando y aprendiendo de la evaluación de resultados y estrategias.
Al establecerse el indicador, del tipo que éste sea, automáticamente se permite la comparación, en un momento dado entre el valor original, el valor proyectado y el valor de la variable una vez al momento del corte o análisis. Estas comparaciones son indispensables a la hora de hacer seguimiento o evaluar un plan, programa, proyecto, actividades y funciones.
Los tres momentos para la utilización de los indicadores son: (Ver figura 8).
- Status, estándares o registros

- Meta


- Logro

FIGURA 8


USOS DEL INDICADOR

INDICADOR










STATUS

ESTÁNDAR O META LOGRO



REGISTRO “Valor con” “Valor después de”

“Valor sin”



Status, estándares o registros. Aquí se establece el valor de las variables, aplicando el indicador correspondiente antes e iniciarse el plan, programa o proyecto. Es la situación sin proyecto que denominan los planificadores. A este nivel de análisis el indicador permite establecer los valores de las variables relevantes que dan origen a una radiografía del estado actual de la región, del grupo, de la unidad operativa, del problema o situación.
Meta. Es el valor de la variables proyectando el indicador, al momento de formularse los objetivos. Es la situación con proyec0to que denominan los planificadores. Aquí los indicadores toman valores proyectados fijando las metas del plan, programa, proyecto y/o unidad operativa, que se pretende lograr en un período específico.
Logro. Es el valor de la variable una vez se terminaron las tareas, las actividades, los cronogramas. Corresponde al concepto de después del proyecto utilizado por los planificadores. Este valor de la variable permite el examen por parte de directivo, administradores, veedores y comunidad en general de la ejecución de una actividad o de la terminación de un plan, programa o proyecto, analizando que las entregas de los insumos, los calendarios de trabajo, los presupuestos, las tareas y los productos esperados se dan conforme a las metas establecidas en concordancia con un plan de acción trazado.
La comparación de los valores de las variables ya sea como status, como meta o como logro, permite a la institución adelantar procesos de autoevaluación, evidenciando desde su interior mismo los desempeños, avances, logros, posibilidades futuras, imperfecciones y en general aspectos relevantes del cumplimiento de su misión institucional, de los objetivos programáticos, de los objetivos generales y específicos así como de las responsabilidades y tareas de cada funcionario.

2.7 INDICADOR-META


En la construcción de propuestas metodológicas las diferencias conceptuales sobre los indicadores cuantitativos vs. indicadores cualitativos han polarizado las discusiones que oscilan entre un positivismo exagerado donde el dato es la máxima expresión de la verdad en contrataste con científicos sociales radicalizados donde los conceptos sociales y culturales escapan de cualquier medición cuantitativa posible.
Una posible fusión de indicadores cuantitativos y cualitativos nos podría unir bajo el concepto de indicador cuanti-cualitativo donde por un lado, es muy importante el dato exacto y oportuno en procesos de programación, costeo y seguimiento mientras que lo cualitativo es un complemento fundamental y constitutivo esencial al establecer los estándares de calidad o atributos y/o cualidades que cada uno de laos datos arrojados deben tener intrínsecamente.
Visto así, al formularse el plan, programa o proyecto podría considerarse una sola unidad denominada Indicador-Meta el cual nutre el sistema de Seguimiento y evaluación formulándose al menos con siete categorías específicas: (Ver Figura 9).

FIGURA 9
FORMULACION DEL INDICADOR-META





INDICADOR META









NOMBRE DEFINICION UNIDAD ESTANDARES CANTIDAD TIEMPO VERIFICADO

OPERACIONAL DE CALIDAD


a. Correspondiente al indicador


- Nombre

- Definición

- Unidad operacional

- Estándares de calidad


b. Correspondiente a la meta
- Cantidad

- Tiempo


- Verificado

A continuación se entran a precisar los conceptos de cantidad, tiempo y verificador, ya que los de nombre, definición, unidad operacional y estándares de calidad fueron definidos en el numeral cuatro, al momento de analizar el concepto de indicador.


Cantidad. El sistema de indicador-meta además del nombre, la definición, la unidad operacional y los estándares de calidad, requiere establecer las cantidades precisas que entregará el plan, programa o proyecto. Sin la cantidad no podemos programar, ni mucho menos costear. La cantidad es un dato fundamental en el sistema, tanto como los atributos mismos de dicha cantidad. Visto así, el concepto de cuanti-cualitativo o indicador- meta recoge los aportes del establecer una cantidad neta con las precisiones del indicador al listar sus cualidades, atributos o estándares de calidad.
Tiempo. Cuándo iniciamos y cuándo esperamos tener la cantidad deseada. Sin el concepto de tiempo, integrado a un cronograma, es difícil establecer el momento esperado en que la cantidad y los estándares de calidad se alcancen.

.
Verificador. Algo que da testimonio real de que las cantidades, con sus estándares de calidad se han llegado a cumplir. La nómina, los registros, las manifestaciones artísticas, las ayudas electrónicas y audiovisuales en general pueden ser verificadores de que algo que se estableció como una meta a llevar y se verificó según se establecía en el indicador .


2.8 METAS REFINADAS
Algunos metodólogos, en manuales y formatos, refinan y complementan la formulación de la meta (indicador-meta) estableciendo niveles de aceptabilidad y cumplimiento de ésta.
Por ejemplo, si el grado de inmunización en un grupo dado es del 40% , y se fija como objetivo-meta un grado de inmunización del 60% de la población al finalizar el plan, programa o proyecto. A esa meta establecida se le puede complementar con diferentes niveles de aceptabilidad al cumplimiento de dichas metas establecidas. Por ejemplo:
- Grado de inmunización: 40%

- Nivel de meta mínima 50%

- Objetivo-meta 60%

- Nivel de meta aceptable 65%

- Nivel de meta sobresaliente 85%
Para facilitar el análisis y la ponderación de logros, éxitos y resultados, en concordancia con los objetivos-metas establecidas, algunas instituciones (Fundación Social, 1996) han buscado homologar rangos de aceptabilidad y cumplimiento de las metas propuestas:

- Sobresaliente: más del 70% de grado de cumplimiento  verde

- Aceptable: del 40 al 70% de grado de cumplimiento  amarillo

- Crítico: menos del 40% de cumplimiento  rojo


A través de este texto se sugerirá interpretar los resultados matemáticos de los diferentes grados, según si el indicador es mayor, igual o menor que 1, reflejando como niveles de más o menos eficiencia, eficacia y efectividad.
3. CONSTRUCCION DE INDICADORES - RUTA METODOLOGICA -
A continuación se perfila una propuesta metodológica relativa a la obtención y construcción de los indicadores que alimentan el sistema de seguimiento y evaluación, entendiendo que las ideas sugeridas pertenecen al área de la metodología de la investigación, tanto en la forma de abordar los indicadores como en la manera de concebirlos y usarlos. Al igual que en cualquier proceso de investigación, la construcción de indicadores se inicia indagando, en fuentes secundarias, el estado del arte relativo al tema que se quiere estudiar. En el caso de la construcción de indicadores el homólogo de “revisión bibliográfica” es la “revisión de bancos de indicadores” o indicadores ya estandarizados o establecidos.
Cuando los indicadores consultados no satisfacen su capacidad de medición y valoración requerida, es necesario entonces proceder, con una metodología específica, a construir los indicadores relevantes para el seguimiento y la evaluación del plan, programa o proyecto al cual se quiere hacer seguimiento o el cual se quiere evaluar, bien sea éste operativo, administrativo o financiero.
3.1 CONSTRUCCIÓN DE INDICADORES DE CONTEXTO
Un ejemplo específico de obtención de indicadores utilizando bancos de indicadores o indicadores ya establecidos es el de los denominados Indicadores de Contexto, construidos durante el período de planeación o evaluación exante, tanto a nivel de Línea Base, como a nivel de Sector, y de Acceso o de Demanda.
1   2   3   4   5   6


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©atelim.com 2016
rəhbərliyinə müraciət